Lima, 23 de Julio de 2019

Salubridad Saneamiento Ambiental y Servicios S.A.C.
Boletines Informativos

Lista de Boletines


Siete pasos para un correcto control de plagas en la industria alimentaria

   

En los entornos de procesamiento de alimentos, un correcto control de plagas es una necesidad indiscutible.

Y también lo es hacerlo de forma que los tratamientos no amenacen la seguridad de los alimentos. Para ello, la mejor forma de controlar las plagas y, a la vez, respetar las necesidades ambientales sensibles de una planta alimentaria, es necesario aplicar los principios del control integrado de plagas (CIP).

Los programas de control integrado de plagas tienen éxito por una simple razón: se enfocan sobre la base de que el control de plagas es un proceso, no una actividad puntual, y de que confiar únicamente en el control químico, cuando existen muchas otras herramientas disponibles, nunca es la mejor solución.

Al abordar causas subyacentes de las infestaciones de plagas, como el acceso a alimento, agua y refugio, el CIP puede prevenir la infestación incluso antes de que se considere el uso de plaguicidas.

A continuación siete pasos críticos que configuran el ciclo continuo del sistema CIP.

Paso 1: La inspección

La piedra angular de un sistema CIP eficaz es un programa de inspecciones regulares. En las plantas de procesado de alimentos las inspecciones semanales, o incluso más frecuentemente, son comunes. Estas inspecciones de rutina deben enfocarse en las áreas donde es más probable que aparezcan las plagas (zonas de recepción de mercancias, áreas de almacenamiento, etc), e identificar posibles puntos de entrada, fuentes de alimento y agua o zonas de refugio para las plagas, que podrían originar problemas

Paso 2: Acción preventiva

Si las inspecciones regulares revelan vulnerabilidades en el programa de control de plagas, hay que tomar medidas antes de que causen un problema real. Una de las medidas de prevención más eficaces es la exclusión, es decir, realizar el mantenimiento estructural necesario para cerrar los posibles puntos de entrada de las plagas detectados en la inspección. Al controlar a las plagas físicamente, es posible reducir la necesidad de aplicar medidas químicas. Del mismo modo, un correcto saneamiento y limpieza eliminarán las potenciales fuentes de alimento y agua, reduciendo la insistencia de la plaga.

Paso 3: Identificación

Cada plaga tiene un comportamiento diferente, por lo que al identificar correctamente a la especie problemática se la puede eliminar de forma más eficiente y con menos riesgo de dañar a otros organismos.

Los profesionales del control de plagas empiezan siempre por la correcta identificación de la plaga a tratar. Asi que es importante asegurarse de que el proveedor de control de plagas contratado está bien formado en la identificación y el comportamiento de las plagas.

Paso 4: El análisis

Una vez que la plaga está correctamente identificada, es necesario averiguar por qué existe una plaga en la instalación. ¿Hay restos de alimentos, acumulación de humedad o olores que puedan atraerla? ¿Cómo encuentra la plaga el camino para entrar en la instalación? ¿Es posible que las mercancías entrantes estén infestadas? Las respuestas a este tipo de preguntas conducirán a la elección de las mejores técnicas de control.

Paso 5: La selección del tratamiento

El control integrado de plagas hace hincapié en el uso de métodos de control no químicos, como la exclusión o la captura, antes que las opciones químicas. Cuando otros métodos de control han fracasado o son inadecuados para la situación, pueden aplicarse productos químicos, en formulaciones poco volátiles, en áreas específicas y para tratar una plaga específica.

En otras palabras, se trata de utilizar los tratamientos adecuados en los lugares correctos y en las aplicaciones mínimas necesarias para controlar la plaga con éxito.

A menudo, el tratamiento adecuado consistirá en una combinación de posibilidades, desde los tratamientos químicos hasta el uso de cebos o la captura.

No obstante, al plantear como principio el uso de opciones no químicas primero, puede asegurarse que el programa de control de plagas de la empresa está eliminando de forma efectiva las plagas, con el menor riesgo para la inocuidad de los alimentos, los organismos no diana y el medioambiente.

Además, de este modo, muy probablemente, se conseguirán mayores puntuaciones en el apartado de control de plagas dentro de las auditorias que se realicen en la empresa.

Paso 6: Supervisión

Dado que el control de plagas es un proceso continuo, el monitoreo constante de plagas en las instalaciones y, si es necesario, los cambios en las instalaciones o operacionales, pueden proteger contra las infestaciones y ayudar a eliminar las existentes.

Como el profesional del control de plagas visita las instalaciones cada dos semanas o semanalmente, el personal propio de la empresa debe involucrarse en el programa CIP y ser sus ojos y oídos diarios. Los empleados deben ser conscientes de los temas de sanidad e higiene incluidos en el programa, y deben notificar cualquier signo de actividad de plagas. Ante la presencia de una plaga real, la inmediatez de reacción es crucial.

Paso 7: Documentación

Las auditorías en seguridad y calidad alimentaria son cada vez más relevantes para el sector. Dado que el control de plagas puede representar hasta un 20% de la puntuación total, es importante que el programa CIP esté correctamente implementado cuando llegue el momento de auditar.

La documentación actualizada sobre el control de plagas es una de las primeras señales que recibe al auditor de que la empresa se toma el tema en serio. Entre los documentos importantes se incluyen: el alcance del programa, informes de actividad de control de plagas, informes de servicio, informes de acciones correctivas, mapas de disposición de trampas, lista de biocidas autorizados, informes de uso de biocidas y las licencias de los aplicadores.

Para asegurar el máximo potencial del programa CIP es importante enfocar la relación con el profesional del control de plagas como una asociación. La comunicación abierta y la cooperación entre la empresa, el personal y el proveedor de servicios biocidas aportan beneficios claros: menos problemas, productos más seguros y mejores puntuaciones en las auditorías.

Fuente: http://www.foodqualityandsafety.com/

Boletines SSAYS


Artículos de interés

Buenas Practicas - Roedores
Comunidades bacterianas en el hospital
Control de Moscas: Métodos
En aeropuertos, lavarse las manos
El Cobre, desinfectante eficaz
Control de Plagas
Control de Palomas
Ácaro de la harina
Limpiar no es lo mismo que desinfectar

Información General

Plaga de Cereales
Roedores
Hormigas
Cucarachas
Boletas de Pago Online
SSAYS te da la posibilidad de obtener tu boleta de pago, para ello debes ingresar el número de tu documento de identidad (DNI), luego seleccionar el mes y año...

Pasaje General Vivanco Nro. 100 Pueblo Libre - Lima 21, Perú
Central Telefónica: 213-5660 E-mail: ventas@ssays.com